Blogia
Nahumita

Luz que rompe al andar y se pierde al mirar

  

Rojiza tarde otoño que avariciosa escondes tu belleza entre los montes esperando que el viajero no descubra tu agonía, ¡detén la puesta de ese Sol que se te escapa herido en sangre y fuego!, no permitas que te abandone, que con él, ¡se marcha mi esperanza!

 

Y tú, peregrino sin destino, ¿Cómo quieres encontrar una meta en tu futuro si solo miras al pasado? Te sientes triste porque viste esa luz y la perdiste… no fuiste capaz de perseguirla y ahora lloras su recuerdo, mientras esperas su regreso. Ay de ti, desdichado ¡Camina!, no detengas tu andar en el pasado y… ¡camina!

 

Mira al río en su carrera nunca terminada, nunca retenida… ¡qué repleto de vida pasa junto a ti y se pierde en la distancia!... deja que junto a sus aguas, se marche tu pesar.

 

Andas, vuelves a escuchar el sordo crepitar de las secas hojas desmenuzarse bajo tus pequeños pies y sabes, que son aquellas que antaño admiraste. ¡Qué lejos quedan ahora tus recuerdos!... sientes que se deshacen a tu alrededor, que se alejan poco a poco mientras se contrapone en tu alma un renacer y quizás, la esperanza en tu futuro.

 

Sigues progresando en el camino de tu vida y tras un primer paso llega el segundo, y tras el segundo un tercero y otro más le sigue siempre al último y con tu andar se aviva la esperanza y en la esperanza encuentras el consuelo que te lleva  a la alegría ¡¡¿por qué añoré aquella triste luz?!!

 

                       ¿Tan ciegos estaban mis ojos que no vi que su fuente eras tú?

 

Y sin darte cuenta que tus pasos son ya rápidos, y que de tan rápidos ya son carrera que te lleva  hacia la cumbre donde te espera esa fuente de color que es tu Sol… y piensas mientras ya se oculta el día… y llega la noche…    si …no … esperaste… demasiado… y te preguntas mientras tus sienes fuertemente palpitan sin cesar :

 

                          ¡¡¡¿Por qué no pude alcanzar al Sol!!!?

 

En el cielo de la noche, te acompañan las estrellas; luceros que por ti  se tiñen de tristeza al ver en tus ojos reflejada una única lágrima azul. Te sientes sola... ¡pero no lo estás!... ya te dije... ¡¡que te acompañan las estrellas!!

 

 

                                   Nahumita
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres