Blogia
Nahumita

Josep Miró i Ardèvol, Ex-Conseller y co-fundador de CiU

Don Josep Miró i Ardèvol nos recibe en su despacho, tiene 60 años y es ingeniero agrícola. Está felizmente casado y tiene dos hijos, Marc y Josep. Es nacionalista catalán. Su carrera política cogió fuerza a partir de 1974, cuando fue uno de los fundadores de CiU.  Ha sido conseller de Agricultura y asesor de Jordi Pujol.

Actualmente es presidente y fundador de E-Cristians, desde donde defiende la presencia del cristianismo en la vida pública. Por supuesto, es católico militante.

 Don Josep, ¿cuándo y por qué se creó e-cristians? 

Es a finales del año 2000 cuando apreciamos una diferencia muy acusada entre el fuerte dinamismo que la Iglesia y sus instituciones mantenían en la sociedad y la casi inexistente presencia  de los católicos en el mundo de la cultura, en los medios de comunicación o en el mundo de la política en general.

De la percepción de esta realidad, nació la necesidad de crear una organización que se caracterizara por tener como único objetivo el de transmitir los valores cristianos y en la que pudieran participar tanto cristianos a título personal, como organizaciones católicas de cualquier tipo. En consecuencia, e-cristians no es una organización que defienda una determinada sensibilidad dentro de la Iglesia, es un lugar de encuentro desde donde los católicos pueden actuar en la vida pública. Una corriente social organizada dentro de la sociedad.

 ¿Como y por medio de qué actuaciones esperan poder alcanzar sus objetivos? 

Deseamos aumentar la presencia viva de los católicos en la sociedad y para ello, aunque utilizamos mucho internet, nuestra forma de actuar es mediante la creación de organizaciones territoriales o sectoriales afines. Un ejemplo de ello fue organizar a los jóvenes dentro de e-cristians, o la creación de la “Asociación de Juristas Cristianos”. Vamos a seguir desarrollando  organizaciones en los distintos sectores de la sociedad que, junto a la organización territorial (como son las parroquias, las comarcas o los municipios), permitan una participación personal y directa de los cristianos en nuestra sociedad.

 ¿E-cristians es una plataforma transversal? 

 Somos una plataforma transversal porque hay gente que pertenece a tendencias políticas distintas y porque deseamos que los partidos no se impongan sobre los principios religiosos de sus militantes. Hoy por hoy, esto no es fácil, pues hay mucha gente para la que todavía pesa más su partido que su conciencia religiosa.

 ¿Pudo influir en ustedes la constatación de que la llegada al poder de un partido que reconocía sus raíces cristianas, prácticamente no aportó un mayor dinamismo  cristiano a la sociedad? 

Aunque influyó de una manera marginal, no fue el elemento desencadenante. Nosotros hicimos un diagnóstico de la sociedad donde constatamos la ausencia de los católicos en la vida pública. Pero es cierto que si hubiesen existido partidos políticos que representasen realmente la opinión de los cristianos, o una “Acción Católica” con fuerte presencia social, seguramente, no hubiéramos nacido.

 ¿Usted siempre ha tenido su fe católica como fuente de motivaciones? 

No, yo dejé la práctica religiosa más o menos a los 17 o 18 años y no la retomé hasta cerca de los cuarenta. Durante esos años, la religión fue para mí como para mucha gente de ahora, un hecho absolutamente secundario.

A pesar de que en un principio milité en un partido de inspiración cristiana como es  “Unió Democrática”, y de que me sentía muy interesado por la experiencia de los “cristiano demócratas” alemanes,  lo que motivó mi entrada en la política fue la situación de Cataluña, la libertad de expresión y la construcción de la democracia. En los años 60, el elemento cristiano sobreabundaba en la sociedad franquista. Esa presencia social cristiana siguió muy presente al inicio de la democracia, pero fue perdiéndose especialmente en estas dos últimas décadas.

  ¿Por qué cree que se ha producido ese declive tan rápido de  nuestra sociedad ¿no tendría quizás sus raíces precisamente en esos años 60? 

Yo creo que ha sido la combinación de dos factores que en España han entrado con retraso pero con mucha fuerza.

Uno que afecta a todo occidente, es la revolución del 68, que comportó la ruptura con los valores tradicionales y religiosos y que en España se implanta ya pasados los primeros años de la transición. Mi generación vivió y es heredera de esa época.

El otro, es la debilidad del catolicismo español, entendiendo esta debilidad como la falta de una capacidad de ser una presencia atractiva en la sociedad. Capacidad que sí encontramos en el catolicismo italiano e incluso en el francés, quizás porque vivimos durante mucho tiempo en una situación en la que no teníamos competencia, adoleciendo en consecuencia, de capacidad de convicción y de dar respuestas.

 ¿La sociedad católica estaba adormecida por el franquismo? 

Sí, yo creo que el franquismo hizo mucho daño a la Iglesia de diversas formas. Una de ellas fue adormeciéndola y otra, el que se la relacionara con un régimen político que coartaba las libertades. Esa asociación fue utilizada como argumento para olvidar el importantísimo papel que la Iglesia desempeñó durante la transición e incluso antes y sin el cual, la transición no hubiese sido posible.

Lo anterior explica un hecho singular, que el gobierno de Zapatero pueda  transformar España en un país único en el mundo. Cuando se citen países que estén en la RUPTURA  de la sociedad tal y como la hemos conocido hasta ahora, ya no podremos referirnos a Holanda o Bélgica, tendremos que citar a España. Esto será así porque España habrá introducido los elementos destructivos para la sociedad que tienen estos países y será el único que los incorporará todos, junto a otros aun inéditos.

El divorcio que desea legislar el gobierno socialista es insólito en el entorno europeo, asemejándose a la figura del REPUDIO tal y como existe en la CULTURA MUSULMANA. Salvo que en el caso de los mahometanos, solo el hombre tiene derecho a ejercerlo en contra de la mujer.

De Gran Bretaña vamos a copiar lo más destructivo en cuanto al uso de embriones humanos.

De los dos modelos de matrimonio homosexual que existen en el mundo, cogeremos el holandés, que es el más agresivo y así en cada asunto.

Cuando lo socialistas franceses desarrollaron su ley de parejas de hecho, que no es otra cosa que un contrato de convivencia tanto para heterosexuales como para homosexuales, se realizó en su contra una de las mayores manifestaciones sociales jamás vistas en Francia, que fue presidida por miles de alcaldes. Cuando el gobierno francés la llevó por primera vez al parlamento,   no la pudieron aprobar a pesar de tener mayoría absoluta, porque, contrariamente a lo que hicieron los diputados de la oposición, muchos socialistas se ausentaron por motivos de lo más variopinto. Y por supuesto, hubo grandes polémicas en los periódicos.

Es sorprendente que en España se quiera legalizar una cosa que resultaría inimaginable en la misma Francia, que es la cuna del laicismo, ¡y aquí parece que no pasa nada!

 ¿No puede esa falta de reacción social ser debida  a la concentración de medios en torno al PSOE y del miedo que sienten los restantes medios ante el poder de los primeros? 

Si, puede ser, pero también es debido a la falta de conciencia de los propios católicos. Hay una diáspora católica. Hay gente que dice reconocerse como católico, pero que en realidad, defiende posiciones contrarias a nuestra fe, teniendo como “deporte” el “cargarse” desde dentro a la propia Iglesia. Lo peor es que, aun descartando a los anteriores, hay una gran fragmentación y una gran falta de unidad de propósito entre los católicos.

 ¿Cuando menciona a gentes que se dedican a destruir a la Iglesia desde dentro, se refiere a asociaciones como “Juan XXIII”? 

Si, exactamente. Es un hecho inimaginable en cualquier otro contexto social, sea asociación, partido político o empresa. En cualquiera de estos se les hubiese expulsado por sus infidelidades. Ninguna organización podría resistir que un grupo de personas organizadas desde dentro, de manera pública y sistemáticamente, se dedicaran a contradecir y tergiversar todo lo que ocurre en su propia “casa”. No existe otro ejemplo en todo el ámbito humano, es insólito. Esto solo pasa en la Iglesia católica.

 ¿Qué opina de la ILP (Iniciativa Legislativa Popular)? 

La ILP demostrará que tenemos presencia social y capacidad de acción. Es en sí misma, una movilización social. Pero no es suficiente, nos falta mucho dinamismo, mucha práctica y mucha formación para poder alcanzar la presencia y la participación social que nos corresponde. Falta capacidad para encontrar argumentos, muchos católicos no entienden lo que es el matrimonio ni su vinculación con la paternidad. No saben explicar que el matrimonio tiene sentido en cuanto que es generador de una paternidad y la paternidad. En caso contrario, no tendría esa protección social que ha tenido siempre y en todas las culturas.

 ¿No hemos permitido los propios católicos que se separe la sexualidad de la paternidad y no es quizás esa, una de las razones de la actual confusión? 

Si, eso es porque no hemos sabido transmitir a la sociedad el conocimiento de donde radica la felicidad del hombre. Debido a ese desconocimiento, el hombre busca la felicidad en una “satisfacción” más o menos inmediata y fácil de adquirir.

Una dificultad añadida para los católicos es que hemos de salir a la calle para hacernos presentes y para mostrar nuestro desacuerdo, pero a la vez, la Iglesia institucional ha de mostrar su faz más acogedora para poder recoger a todos los heridos de nuestra sociedad. No necesitamos una Iglesia “en pié de guerra”, lo que necesitamos es un pueblo católico decidido a actuar con inteligencia, con decisión y con energía.

Tenemos una sociedad sufriente donde los padres no saben educar a sus hijos y donde los jóvenes se suicidan por culpa de una violencia que se extiende cada vez más o porque se hunden en la droga. Una sociedad donde cada vez tenemos y necesitamos más policía y más jueces. Una sociedad donde las necesidades básicas están sobradamente cubiertas y donde, a pesar de todo, reina cada vez más la insatisfacción.

La Iglesia debe acoger a toda esta gente que sufre y debe saber transmitirles el sentido de nuestra fe.

 Usted lleva su fe católica por delante de su afiliación política, eso lo demostró declarando públicamente su decisión de no votar al candidato de su partido durante unas elecciones o cuando prefirió renunciar a su puesto como portavoz de su coalición en el ayuntamiento de Barcelona para poder dedicarse plenamente a e-cristians. ¿Es tan importante e-cristians? 

Sí, porque tenemos el convencimiento de que los partidos son incapaces de dar una respuesta a las necesidades reales de la gente y además (y como fundador de e-cristians), era deseable que yo no tuviese una afiliación política muy marcada, para que e-cristians no acabase pareciendo como una operación de un determinado partido político.

La política tiene hoy un porcentaje muy alto de “esterilidad”. Si eliminamos de los periódicos las trifulcas y discusiones que no son otra cosa que “la política de la política”  y nos quedáramos solo con las críticas y las respuestas que realmente afectan a la vida de las personas, veríamos que el vacío político es brutal. Esto se produce porque realmente NO TIENEN RESPUETAS. Los problemas que hoy tiene la gente, son problemas vinculados a la vida y no son fáciles de resolver. En consecuencia, se simplifica y se toman medidas absurdas como el que se aprobara en su día y casi por unanimidad, que el código penal español situase la edad de emancipación sexual a los 14 años, a pesar de seguir siendo sus padres los responsables del menor en todo salvo en eso, lo que significa que un padre o una madre no pueden oponerse a que un hijo tenga las relaciones sexuales que quiera,  por ejemplo, con un hombre o una mujer de 40 o 50 años.

 ¿Cómo se llegó a semejante incongruencia? 

Porque llegaron a la conclusión de que los niños mantenían relaciones sexuales a partir de dicha edad y solo se pensó en las relaciones “chico-chica” y en que era mejor plasmar esa realidad social. Esta es una muestra de la INCAPACIDAD DE LA POLÍTICA PARA DAR RESPUESTAS A LA SOCIEDAD: Como la norma que había chocaba con una realidad que no era positiva, cambiaron la norma para aceptar aquel hecho negativo. Genial.

 Los partidos adolecer de falta de contenido y de confesionalidad.  ¿No cree que parecen estar dispuestos a seguir a la sociedad allí donde esta quiera ir, en vez de aportar ellos unos valores y una determinada forma de estructurar esa sociedad? 

Debería de ser al revés, pero yo no diría que todos están tan desprovistos de contenido.

El partido socialista, que es un partido “radical liberal”, (una especie de reencarnación de los partidos radicales que en su día eran anticlericales y hoy son antirreligiosos), mantiene una agenda laicista y de transformación de la sociedad muy marcadas. Desean construir una sociedad “de género”, una “homosociedad” que practique además, la exclusión religiosa.

En cuanto al Partido popular, tiene una política muy clara tanto en lo económico, como en lo internacional. Pero no tan definida en cuanto a los valores morales.

El déficit está en lo moral y precisamente lo que le ha dado el éxito a Bush en los E.U.A., es lo que no cuenta en la política española: El 79% de los que han votado a Bush, afirman que su defensa de los valores morales ha sido determinante para la decisión de su voto. Mientras que solo el 19% de los votantes de Kerry opinan lo mismo.

 ¿Qué objetivos se han marcado en e-cristians para el congreso que van a realizar en Barcelona estos próximos días 19 y 20 de Noviembre? 

Deseamos implantar la organización en toda España mediante la realización de una serie de congresos en cada una de las comunidades. E-cristians nació en Cataluña y a pesar de que tiene gente trabajando en otros lugares de España, se necesita realizar un esfuerzo para su propagación. También nos preocupa el momento en el que vivimos, donde ya se han sobrepasado todos los límites y ha llegado la hora de actuar.

 Don Francisco Caja, profesor de la Universidad de Barcelona, ha sido agredido por unos encapuchados. Se va a realizar esta tarde un acto de desagravio en la misma universidad. ¿Qué opina usted de que a los no nacionalistas se nos niegue la libertad de expresión en Cataluña? 

Me parece fatal. Siempre me parece fatal que alguien no tenga la posibilidad de expresarse con libertad. También parece que hay una omisión importante por parte de la propia universidad y de su autoridad. Posiblemente esto no hubiera podido pasar en otra universidad catalana.

 Pues también sucedió algo semejante en la Universidad Autónoma. 

Sí, pero Cataluña tiene muchas más universidades, tiene 12.

 Parece ser que el problema está especialmente en las públicas. 

También son las más masificadas, lo que ofrece una dificultad de control añadida. En todo caso, que la gente no pueda expresar lo que piensa, es algo que merece mi más rotunda condena. Pero a algunos de los que vienen a este acto, deberíamos pedirles que estos sentimientos de solidaridad en lo nacional, también los mostrasen cuando de lo que se trata es de combatir la discriminación por creencias u opiniones religiosas, pues alguno de ellos se caracterizan por ser absolutamente intolerantes en lo religioso, como es el caso de Fernando Savater, que insulta y se ríe de los católicos. Y es una pena, pues la defensa del hecho religioso es importantísima por ser el germen que encierra todas las demás libertades.

Ha sido un placer entrevistarle para Alba

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres